Hoy os propongo convertir esta alfombra de ikea en un estupendo y delicioso donut que solo probará nuestro calzado. Si ya estás cansado de tu antigua alfombra, si tienes una de Ikea de la que estás cansado, siempre puedes renovarla dando unos toques de color como los que vemos.

¿Te gustan los donut? No soy Homer Simpsons, pero me encantan y la verdad es que esta alfombra de Ikea completamente renovada tiene muy buen aspecto ¿Cómo hacerlo? Es fácil, por ello os dejo el tutorial más abajo, donde pone TUTORIAL… solo hay que pinchar y veréis las imágenes con los pasos a seguir.

Esta alfombra redonda, sin color y casi sin sentido… está mucho mejor decorada de vivos colores. Al igual que hoy vemos un donut, mañana podrías pensar en renovarla o decorarla de otra forma… no existe fin en nuestra imaginación. Y como ves esta divertida alfombra la podrás colocar donde quieras.

alfombra de ikea

Primero limpia bien el felpudo de polvo e impurezas, si es recién comprado también has de sacudirlo un poco. Luego solo tenemos que recortar la zona central para hacer el agujero. Para ello coloca un plato en el centro de la alfombra y con ayuda de un cúter para tejidos gruesos, ve cortando. Elimina lo que te sobra o guarda para otra actividad.

Ahora solo hay que darle color, como ves en las imágenes se ha utilizado cinta de enmascaramiento para tapar aquellas zonas que no queremos pintar o bien que queremos hacerlo en otros colores. Asegurate donde pones estas tiras y luego pinta tranquilamente.

Para que parezca un glaseado, se ha tapado el exterior de la alfombra, pero hay mucho hueco para pintar. Algunos rectángulos de cinta de enmascaramiento se ven, donde luego se utilizará otro color para decorar. Con pintura en spray nos encargamos de las zonas más grandes. Luego, cuando seque, elimina la cinta y pinta con un pincel aquellas parte más pequeñas, con pintura adecuada.

foto: thehousethatlarsbuilt

Dejar respuesta