Un espacio infantil tiene que tener delimitadas varias zonas dependiendo del uso que se las dé, ya que no es lo mismo una zona de juegos, que una zona de estudio, de descanso o de relajación. No hace falta separarlas con muebles ni paredes, sino que en muchas ocasiones se pueden delimitar visualmente colocando el mobiliario de manera estratégica.

Podéis crear una zona dedicada a la relajación de vuestros pequeños, y sobre todo especial para la lectura. No hace falta gastarse grandes cantidades de dinero para hacerlo; simplemente hace falta un poco de ingenio y de creatividad para transformar espacios y darles el uso que queramos.

Crea un rincón infantil con IKEA de manera original, y adáptalo según los gustos de tus pequeños. Este rincón servirá de ayuda para animarlos a amar la lectura, ya que es un lugar propio para desconectar y dejarse llevar a un mundo mágico, lleno de aventuras. Podéis crear un espacio relajado en el que sentaros con vuestros hijos y disfrutar de momentos especiales con ellos.

Como podéis ver en la imagen inferior, se puede crear una zona para ello con pocos muebles sencillos y económicos, e IKEA ofrece muebles versátiles como estos. Podéis situar un mueble bajo que tenga espacios donde guardar cosas como juguetes, libros, peluches, y a cada lado, agregad dos estanterías iguales entre sí y similares al mueble del suelo.

 

Fuente: indulgy.com
Fuente: indulgy.com

Encima de el mueble bajo podéis agregar un pequeño colchón a medida o un cojín especial para zonas como ésta. Incluid también cojines encima, que además de ser un elemento funcional con el que poder apoyaros y estar cómodos, forman parte también de la estética decorativa de la  zona. Intentad combinar los colores de éste lugar con el resto de tonalidades que se encuentren en el resto de la habitación, para que todo se encuentre en perfecto equilibrio.

¿Os animáis a crear una zona para vuestros hijos similar a ésta?

Dejar respuesta