Hoy os traemos de la mano de María Dolores una seguidora de Mundo Ikea un relato en el que nos cuenta como ha customizado la cama Kura de Ikea para adaptarla a sus necesidades y gustos de decoración para el cuarto de sus hijos:

Dándole varias vueltas al cuarto de mi hijo mayor  y teniendo en cuenta las medidas del cuarto y distribución de ventanas y puertas decidí comprar la cama kura de Ikea, pero el color no me iba nada con la decoración del cuarto que ya tenía.  Así que decidimos lacarla en blanco y forrarla con papel pintado de letras que a mi hijo mayor le encantan y además la utilizamos para el friso de la pared combinado con el verde. Los tonos que predominaban ya en la anterior decoración.

Quería aprovechar la cómoda infantil que venía a juego con la cuna, así que le corté un pelin a las patas, cinco centímetros, le cambié los tiradores y la metí debajo de la cama, junto con una cama para Bruno mi hijo menor, que cuando es la hora de dormir la sacamos entera y durante el día se queda como está en la foto. (Siempre me han gustado las literas en esquina pero ocupan mucho y este es un medio injerto) La cama de abajo es simplemente un somier con patas.
cama kura con cómoda cama debajoLa escalera de la cama Kura, la anulamos y la pusimos pegada a la pared, e hicimos una escalera lateral con dos mesas auxiliares lack (202.115.01) en color blanco también. Sin las ruedas que las hemos aprovechado para colocarlas en un baúl, ya que al ser de goma no arañan el parquet. La primera mesa está apoyada en el suelo y la segunda que hace el segundo peldaño está apoyada en la primera y en dos patas de la mesa lack (una mesa lack que teníamos muy estropeada). Hemos metido unas cajas para almacenaje, donde guardamos zapatos y pañales.

De remate compramos el dosel de la cama Kura y Carlos y Bruno están encantados con su nueva cama.

Dejar respuesta