Las ventanas grandes, en cualquier espacio o estancia, suponen en la mayoría de los casos una generosa iluminación natural. Y lo cierto es que ello conlleva muchas ventajas: se consume menos electricidad porque se puede aprovechar más y mejor la iluminación natural, aporta al espacio una mayor sensación de amplitud, etc. Sin embargo, es posible que si la ventana es demasiado grande, también presente un inconveniente: impide aprovechar al máximo el espacio disponible en la estancia.

Si cuentas con una amplia ventana que crees que no te permite una correcta -o por lo menos no la que tú quisieras- distribución del mobiliario, hoy e proponemos una idea sencilla, práctica y muy original…

Para aprovechar mejor el espacio, coloca bajo la ventana un mueble.

mueble delante de la ventana

Esta idea te permite aprovechar más el espacio disponible y a que, a priori, puede parecer que la ventana resta.  Además, permite obtener un mayor espacio de almacenaje -que nunca viene mal- e incluso, aporta una mayor intimidad al espacio, ya que al tapar el mueble parte de la ventana, desde fuera se ve menos.

Si aún no estás del todo convencido/a, no te pierdas el siguiente vídeo, a través del mismo una interiorista de IKEA te explica con más detalle cómo aplicar esta idea en la decoración y las ventajas que ofrece.

Dejar respuesta