Decorar el salón en azul y blanco es una idea estupenda para añadir iluminación al espacio. Sobretodo me encanta esta combinación, utilizando un azul claro, cuando se trata de un salón pequeño. El color blanco hace que la luz natural se expanda por todo el ambiente. De esta manera parecerá más grande.

El color azul pertenece a la gama de los fríos. Considero que es un color fresco que aporta tranquilidad al espacio. Además combina muy bien con el color blanco. Puedes buscar muebles o complementos en un tono de azul que te guste. Por ejemplo en tiendas como Ikea o similares, encontrarás todo lo que necesitas para decorar el salón ¿a qué esperas?

salon
Fuente: Ikea

El sofá que se ve es perfecto para espacios pequeños. Es cómodo y además económico. Puedes comprarlo en Ikea a un precio bastante bueno. Además también puedes escoger sofás que se convierten en cama, si necesitas aprovechar aún más los espacios. Ideal para cuando vienen visitas y no dispones de otra habitación.

En este caso el sofá llama la atención porque hace contraste con el resto de la habitación. También puedes comprar una funda y cubrir el que tengas. Por otro lado no puede faltar una mesa de café. Una mesa baja que te ayude a decorar un poco la sala y poner cosas necesarias y decorativas sobre la superficie.

Puedes escoger mesas lacadas o con otro tipo de acabado. En Ikea encontrarás muchos tipos de mesas a precios estupendos. Las mesas tipo LACK me encantan. Son económicas, las puedes encontrar en diversos colores y diferentes tamaños.

Por último añade un poco de vida al espacio colocando alguna planta y unos textiles. Ahora en invierno es bueno una bonita alfombra de pelo. También puedes añadir almohadones y cojines o fundas para ellos de vivos colores.

¿Qué te parece este salón? ¿Te gusta la combinación de colores? ¿Cómo te gustaría decorar el salón?

Dejar respuesta