Los colores tienes la capacidad de estímulos los sentidos y favorecer el bienestar de las personas. Es importante tener en cuenta la psicología del color a la hora de elegir la pintura de las paredes. A continuación te mostramos los colores anti-estrés para que la calma y la tranquilidad reinen en tu hogar.

Colores anti-estrés

Nuestra casa en nuestro refugio donde nos relajamos, descasamos y recargarnos pilas para el estrés diario. Existen determinados colores que generan calma y relax, adecuados para conseguir una atmósfera anti-estrés.

Fuente: pinterest

Color blanco, relax total

El color blanco otorga una sensación de relajación y bienestar. Es uno de los colores recomendados para espacios pequeños, por la sensación de limpieza y frescura que transmite. Además potencia la luminosidad y la amplitud visual.

Este color está asociado a la paz y la pureza. Es apropiado para el baño, dormitorio y salón por su carácter distinguido y refinado.

Fuente: pinterest

Color azul

El azul es uno de los colores más relajantes y antiestrés. Su gama cromática evoca calma y relajación. Transmite frescura y tiene un efecto calmante y ayuda a reducir los índices de ansiedad. Además puede mejorar la salud física y mental.


Fuente: pinterest

Este color ha sido adorado por los griegos y por los pintores en la Edad Media. Tiene un efecto profundo y evocador. En los espacios de trabajo fomenta la productividad y creatividad.

Los tonos oscuros transmiten sosiego y calma. Si lo combina con verde generarán esperanza y tranquilidad. Ambos colores combinan bien con otras tonalidades (blancos y neutros).

Fuente: pinterest

Colores relajantes: verde

El verde es el color de la naturaleza y uno de los colores anti estrés. Las actividades recomendadas por los psicólogos para relajarse es visitar espacios verdes para conectarse con la naturaleza. Esta sensación la puedes transmitir en tu hogar utilizando este color en las paredes, complementos, textiles…

Debes elegir la tonalidad apropiada con la decoración de la estancia y de esta manera conseguir un ambiente equilibrado y armonioso.


Fuente: pinterest

El verde intenso en uno de los colores tendencia en la decoración del hogar. Es un tono elegante aunque forma parte de la gama de los colores fríos, bien combinado, puedes conseguir una decoración cálida y relajante.

Color rosa

El color rosa pálido ayuda a relajarse y a conciliar el sueño. Para los dormitorios infantiles es ideal, porque ayuda a reducir la hiperactividad de los más pequeños de la casa.

Fuente: pinterest

Es uno de los colores relajantes y anti estrés. En exceso puede llegar a ser agobiante, pero en las dosis adecuadas, aporta encanto y alegría.

Color naranja

El naranja suave es otro de los colores relajantes y antiestrres que puede utilizar para decorar tu hogar. Este color tiene muchas propiedades terapéuticas: fortalecer los órganos del cuerpo (huesos, tendones, corazón, páncreas).

El color naranja resulta de la unión del rojo y amarillo. Es complementario del azul que es un color que transmite calma y reflexión. En la cocina combinado con blanco transmite calma y relax.

Fuente: pinterest

Esta asociado a la juventud y es garantía de emociones fuertes. Las personas que se decantan por este color suelen ser vitales, alegres y gozar de una intensa vida social.

Colores anti-estres: amarillo

El amarillo es un color que simboliza el sol, el oro y la luz. Esta relacionado con el calor, la energía, la luz y la creatividad. También es el color de la amabilidad.

Este color llenara tu casa de energía positiva y es uno de los colores anti estrés para decorar cualquier estancia de tu casa.

El efecto de este color dependerá de la tonalidad e intensidad. Una tonalidad pálida aportará alegría a los ambientes, mientras una intensa, puede llegar a agobiar con el tiempo.

Fuente: pinterest

Al ser un color de mucha luminosidad se utiliza para llamar la atención (señales de tráficos, productos tóxicos) y para mejorar la visibilidad de los objetos (taxis de New York, pelotas de tenis).

Color gris

La gama de los grises tanto claros como oscuros son colores anti estrés. Es conveniente combinarlos con tonos cálidos para que no quede un ambiente muy apagado y soso.

El gris es un color neutro fruto de la unión de otros dos colores neutro: blanco y negro. Entre sus cualidades positivas destacan la elegancia y el lujo, ya que es el color de los tonos metálicos y de la plata.

El color gris, junto con el blanco, negro y azul marino son demandados por una decoración masculina. Aunque es empleado en multitud de ambientes de cualquier estilo y personalidad. Combina muy bien con la madera, con tonos vivos y cálidos.

Fuente: revistainteriores

Es uno de los colores más demandado en revestimientos de suelo y paredes. El mármol, el microcemento y el hormigón aportan elegancia, además de ser una base ideal para combinar con cualquier tonalidad. Es uno de los colores mas utilizados en la decoración nórdica.

Fuente: pinterest

Para las paredes el gris perla aporta luminosidad y elegancia. Si quieres dar un acento de color apuesta por el marengo, para pintar solo una pared.

¿Qué te han parecido los colores anti estrés? Apuesta por ellos si quieres que tu casa tenga ambiente tranquilo y relajante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here