Hoy te propongo renovar tu mueble cómoda Helmer de Ikea, aunque también puedes tener otro similar y también puedes renovarlo igualmente para obtener un mueble con el que además de dar un nuevo toque a tu hogar o tu oficina, también puedes darle un punto más de organización.

Este tipo de cómoda se puede poner tanto en un dormitorio como en una oficina, de tal manera que tengamos todo bien ordenado. El mueble cómoda Helmer puedes encontrarlo en tu tienda Ikea más cercana y además a un precio bastante económico. Como ves el mueble original va en un color gris y sin patas o ruedas.

El nuevo mueble ha sido pintado de color crema, puedes escoger otro como un bonito color blanco o quizás otro que llame más la atención como un rojo pasión o un elegante color negro. Igualmente puedes hacerlo más divertido, si vas a colocarlo en un dormitorio infantil… llena de color todos los frontales de los diferentes cajones.

renovar comoda helmer de ikea

La pintura deberá ser la adecuada para el tipo de materia con el que vayas a trabajar. Da tantas capas como necesites y deja secar muy bien. Puedes pintar con la ayuda de un rodillo, así evitaremos marcas innecesarias de pintura. Una idea es cambiar los tiradores de los cajones, pero en esta ocasión han sido pintados de negro.

Para distinguir todo lo que se introduce en cada compartimento, han colocado una serie de pegatinas estupendas todas con su nombre correspondiente. Es una ayuda extra para organizar y ordenar departamentos. Para pintar correctamente limpia el mueble y los tiradores, puedes sacar también los cajones para hacerlo más fácil. Escoge cinta adhesiva o de enmascaramiento para no pintar zonas que no quieras.

Por último, es una gran idea añadirle patas o ruedas, como es el caso. De esta forma te permite mover la cómoda fácilmente a la hora de limpiar o bien de ubicarlo en otro lugar diferente del que estaba ¿Qué os parece la renovación? ¿Cómo lo harías tú?

foto: infarrantlycreative

Dejar respuesta