Hoy os dejo un fantástico DIY para convertir una cómoda de Ikea u otra tienda, en una original cuna para bebés. Como ves tiene de todo, cajones donde guardar la ropa que más utilizas, unos pequeños barrotes para que el pequeño no caiga y lo más simpático, un agradable asiento para arrollar a nuestro retoño.

¿No es fantástico? De una cómoda de cuatro o cinco cajones, podemos crear algo tan maravilloso como es una cuna infantil. Desde luego que el espacio del pequeño no es demasiado grande, y pronto crecerá. Cuando a tu hijo se le vaya quedando pequeña la cuna, puedes añadir otra madera más y eliminar el asiento de arrullos, de esta forma será más larga (también tendremos que añadir más barrotes o vallas)

Eliminar los primeros cajones es una gran solución para dejar espacio tanto para la cuna, como para el asiento. Deja la estructura ya que hará de respaldo, además también se pueden dejar los últimos cajones de la cómoda para guardar todo lo que quieras tener a mano como ropa, casas, toallas, utensilios para tu bebé, zapatos o mantas y sábanas.

renovar comoda

En uno de los espacios para cajones, puedes poner cajas de tela, aquí también podrías añadir las cosas que necesitas más a menudo como cremas, paños, ropa para dormir o muñecos para que tu hijo sueñe con las mil maravillas. Recuerda que en la parte de arriba irá la cuna, por lo que vemos unas vallas puestas en color blanco. Un pequeño colchón y la ropa de cama será suficiente. También debemos añadir un cojín cómodo, tanto para la espalda como para el propio asiento, para arrullar a nuestro hijo, darle el pecho o el biberón.

Si tienes una cómoda que no utilices o has visto alguna de Ikea que puede valerte para hacer esto, piensa que es una gran idea ya que transformamos un mueble con diversas funciones. Es una solución genial para decorar el dormitorio de nuestro hijo y además para que todo esté bien organizado, así ahorramos también espacio ¿Qué os parece?

foto: outletaoo

Dejar respuesta