Las habitaciones infantiles nórdicas están llenas de vitalidad, calma y buenas sensaciones. Sin duda es un estilo perfecto para que los más pequeños puedan sentirse a gusto en todo momento mientras están en su dormitorio.

Habitaciones infantiles nórdicas
Fuente: Delikatissen

En muchas ocasiones hemos hablado en Decoración Sueca del éxito que tiene el estilo nórdico en cualquier estancia, y muy especialmente en los países europeos. Hoy me gustaría ofrecer las claves para decorar habitaciones infantiles nórdicas, un estilo que es perfecto para los niños ya que les proporciona tranquilidad y un ambiente relajado, sin duda indispensable a esas edades.

Si estás buscando una decoración muy especial para la habitación de los niños, convertirla en un dormitorio nórdico es una de tus mejores opciones. Tanto para la zona de descanso como para la de juegos y estudio, el estilo nórdico proporciona un ambiente perfecto para que el niño se sienta a gusto en cada momento.

¿Qué colores se utilizan?

Habitaciones infantiles nórdicas
Fuente: Delikatissen

Aunque ya sabemos que en los espacios nórdicos predominan los colores claros, pero no por ello debemos dejar de darle colorido. Las paredes, suelos, techos y muebles pueden ir en blanco, beige o tonalidades pastel, ya que son los espacios principales en donde más se ve el color. Los tonos llamativos y colores más intensos los puedes dejar para textiles, especialmente alfombra o funda nórdica. Las cortinas deben ser claras para aprovechar al máximo la luz natural, lo que veremos a continuación.

¿Cómo debe ser la iluminación?

La luz es la gran protagonista en el estilo nórdico, tanto natural como artificial. Hay que sacar el máximo partido a la natural, permitiendo el paso de los rayos del sol para que se cuelen por cualquier rincón de la casa. Para la tarde-noche, cuando ya no hay iluminación natural, lo mejor es tener varios puntos de luz. Son imprescindibles una lámpara de techo y otra en la mesilla de noche. Si el niño ya tiene una zona para estudiar, ahí debe haber otra lámpara especial para esa tarea.

¡Decoración práctica!

Habitaciones infantiles nórdicas
Fuente: Chill Deco

La decoración debe ser ligera y, muy especialmente, práctica. Ten en cuenta que a los niños les importa bien poco, por no decir nada, el tema de la decoración. Así pues, todo lo que pongas en su habitación debe tener un sentido, una función, estar ahí realmente para algo más que para que se vea.

¿Qué muebles se utilizan?

La elección de los muebles es fundamental para darle a las habitaciones infantiles nórdicas la personalidad que deben tener, el estilo que tanto las caracteriza. Deben ser muebles ligeros, en líneas rectas, funcionales y cómodos, especialmente si los van a utilizar los niños.  La madera es el material más utilizado en espacios nórdicos, y puedes combinarla con metal, mármol o fibras naturales. También es ideal si es solo ese material, ya que se ve un ambiente muy limpio y tranquilo.

Habitaciones infantiles nórdicas
Fuente: Delikatissen

Los muebles debes elegirlos en tonalidades claras para no romper la armonía de estos colores, que son los que ya hemos comentado que predominan. El conjunto se ve perfecto si paredes y muebles son en el mismo color, especialmente si el elegido es el blanco. Puedes darle la nota de color poniendo pomos o tiradores en tonalidades más alegres.

¡Vivan los muebles modulares!

Los muebles modulares merecen una mención aparte porque son muy útiles, especialmente si estamos hablando de habitaciones infantiles nórdicas. Los niños crecen muy rápido y cambian sus rutinas, sobre todo en sus primero años. Es por eso que resulta indispensable que los incluyamos en la decoración infantil, para así sacarle mucho más partido. Por ejemplo, una cuna que se convierte en cama, una cama extensible, una mesa de juegos que se convierte en escritorio, etc.

¿Te gustan las plantas?

Aunque no suele ser muy habitual ver plantas en los dormitorios infantiles, y en general en los espacios dedicados a los niños, lo cierto es que una plantita puede darle mucha vida a su habitación. Las plantas y flores son un elemento muy utilizado en la decoración nórdica, por lo que poner alguna en las habitaciones de los niños será todo un acierto.

Si el niño es muy pequeño, tendrás que ponerla en un espacio alto para que no pueda cogerla. Si ya es algo mayor, puedes poner a su alcance, siempre y cuando entienda que es algo que no se puede tocar. Es muy importante que no pueda acceder a la tierra, ya que seguro que se la llevaría a la boca o querría jugar con ella.

Como ves, con muy poco esfuerzo puedes decorar habitaciones infantiles nórdicas y darles una personalidad ideal. Es uno de los estilos que mejor encaja en espacios para niños, así que no lo dudes y apuesta por lo nórdico… ¡saldrás ganando!

14 Comentarios

Dejar respuesta