Conseguir recibidores nórdicos de gran belleza es muy fácil si conoces las claves para poder hacerlo con éxito. ¡Te las cuento todas para que no pierdas detalle y puedas triunfar con la decoración de tu hogar!

Recibidores nórdicos
Fuente: Centrolandia

El estilo nórdico es perfecto para aplicarlo en cualquier estancia de la casa, ya que en todas puede aportar muchos beneficios. En otras ocasiones ya hemos hablado de lo que aporta en cada lugar, y en este caso me gustaría centrarme en el recibidor, una zona de paso a la que se le puede sacar mucho partido a nivel decorativo.

Los recibidores nórdicos son perfectos para aportar personalidad, estilo y buenas sensaciones a tu hogar. Aunque sea una zona de paso en la que no sueles pararte, es lo primero que se ve al llegar, y puede servir para trasmitir a tus invitados una sensación positiva o negativa, según esté decorado. Además, es también lo último que verás de tu hogar antes de salir, y da gusto poder hacerlo con buenas sensaciones.

¿Cómo decorar recibidores nórdicos?

Para poder decorar un recibidor de estilo nórdico debes tener en cuenta las claves más importantes del estilo, las cuales te guiarán hasta conseguir los mejores resultados. Veamos lo más interesante para que puedas encontrar la inspiración necesaria para lograr un ambiente único en el recibidor.

1. Colores

Como en cualquier otro espacio nórdico, lo recomendable es utilizar colores claros y neutros, preferiblemente blanco o beige. El gris está entrando con fuerza en este estilo, así que puedes aplicarlo también, aunque en menor medida, sin ser aún el color principal. La pared que haya en el recibidor, que esté en blanco y beige, ya le daremos la nota de color con los detalles.

2. Papel pintado

Empapelar las paredes vuelve a estar de moda, y puedes encontrar varios diseños que encajen a la perfección con el estilo nórdico. Lo más adecuado es apostar por un papel pintado que tenga aspecto natural, así el recibidor también podrá tenerlo.

3. Muebles

No sobrecargues el espacio con muchos muebles, ni tampoco con uno que sea demasiado grande. Lo ideal es tener un aparador o similar en un diseño original, que sea lo justo para poner las llaves y algún elemento decorativo y funcional, como una planta o una lámpara. En cuanto a los materiales y colores, en madera quedará muy bien, tanto en tonos claros como oscuros.

Recibidores nórdicos
Fuente: Facilísimo

4. Plantas

La vida natural es muy importante en cualquier estilo decorativo, y más en el nórdico, de ambiente más apagado en principio debido a la frialdad de esos países. El recibidor es el lugar perfecto para poner una planta, por pequeña que sea. Si tienes un mueble y hay espacio, puedes ponerla en él, especialmente si es pequeña. En el caso de que prefieras apostar por una planta grande, puedes ponerla en el suelo, le dará un ambiente mucho más natural. Las plantas colgantes son también una opción excelente.

5. Minimalismo

Los recibidores nórdicos, al igual que cualquier otra estancia que se decore con este estilo, deben tener también mucho de minimalismo para poder ser perfectos. El ambiente no puede estar sobrecargado, es más, hay que poner lo justo y necesario para que pueda verse despejado, sin muchas piezas que entorpezcan esa limpieza tan característica de lo nórdico.

5. Practicidad

Recibidores nórdicos
Fuente: In a Trendy Town

Todos los elementos que incluyas en tu recibidor deben tener una funcionalidad, a ser posible, cumplir con una función que no sea únicamente la de decorar. Por ejemplo, un vaciabolsillos es indispensable encima del mueble para poder dejar las llaves y lo que puedas llevar en los bolsillos. Además, puede tener un diseño muy especial que lo convierta en un elemento decorativo perfecto.

6. Iluminación

Una buena iluminación es indispensable en el estilo nórdico, ya que podría decirse que en ella se basa para poder destacar y conseguir el ambiente deseado. Los países nórdicos se destacan por tener inviernos muy oscuros, por lo que la iluminación juega un papel muy importante para que el hogar pueda contar con la luz necesaria, aunque sea artificial.

¿Qué puntos de luz poner en el recibidor? En teoría puede ser suficiente con un único punto de luz, aunque puedes lograr mucho con dos. Por ejemplo, en el techo debería ir uno para contar con iluminación general en la zona, pero es suficiente con un foco, no hace falta una gran lámpara. Por otro lado, encima del mueble puede ir una pequeña lámpara que utilizarás cuando quieras ver algo con detalle, o bien si eres de las personas que quiere que una pequeña luz esté siempre encendida para ahuyentar a posibles ladrones que vean todo oscuridad.

Siguiendo todas estas pautas, te aseguro que conseguirás que tu recibidor pueda tener un estilazo nórdico espectacular. ¿Te gusta este estilo? ¿Disfrutas de él en alguna estancia de tu hogar?

1 Comentario

Dejar respuesta