Si no es a todas las mujeres, es a casi todas las que nos gustaría tener un tocador en nuestro dormitorio, para tener todos los objetos y productos de belleza bien ordenados todos juntos, para que nos podamos maquillar y peinar en él.

Los tocadores además de ser un elemento práctico y lugar donde ponernos guapas es  un mueble que forma parte de la decoración del dormitorio, por ello hay que cuidar su estética, y así crear un conjunto armonioso con el resto de los elementos decorativos.

Hay modelos que podéis comprar en conjunto, tanto mesa como silla y espejo, pero algunos lo venden por separado. Esto último tiene una enorme ventaja, ya que si se compran las piezas por separado a veces sale más económico, y además, podéis elegir cada  elemento que lo compone a vuestro gusto.

IKEA te da la posibilidad de adaptar un tocador a vuestro gusto, y por ello vende diferentes mesas muy versátiles que pueden dar varios usos, como es el caso que veis en la imagen inferior.

Es importante tener un tocador con cajones grandes, que tengan diferentes apartados separados, o bien cajas donde guardar todos los productos de maquillaje o belleza ordenados, para que no estén todos encima de la mesa y así no creen un efecto sobrecargado. De esta manera tendremos todo ordenado y colocado y sabremos donde está colocada cada cosa que necesitemos.

Fuente: pinterest.com
Fuente: pinterest.com

 

Un elemento muy importante que debe de acompañar a un tocador es una buena iluminación, para así  tener los puntos de luz adecuados para maquillarnos perfectamente y salir a la calle de lo más guapas. Se pueden encontrar diversos tipos de iluminación que van bien a los tocadores, pero uno típico es el que vemos en la imagen superior, las bombillas que recorren todo el espejo típicas de los salones de belleza más elegantes y sofisticados.

Otro detalle imprescindible, que no puede faltar nunca,es un espejo, el alma de un tocador. Según la estética que quieras conseguir en tu tocador (más vintage, más moderna, clásica….) podrás incluir un espejo de un modelo u otro.

Y tú, ¿aún no tienes un tocador en tu habitación?

Dejar respuesta