Buenos días amigos, hoy les dejo con una mesa completamente adaptada y renovada, para incluir niños y bebés.

Sí, como lo oyes! Con Ikea puedes lograr muchas cosas y, como disponen de muebles y complementos totalmente económicos, puedes aprovecharlos para hacer de ellos otra cosa totalmente diferente.

En esta ocasión vemos una mesa, simple, redonda, alta y para varios comensales.. pero qué hacer cuando tienes hijos? Normalmente comen con nosotros, a nuestro lado.. en su trona..

mesa

pero si te digo que también puedes integrar ésta en la mesa, como te quedas? si tienes un asiento para niños, o como en este caso dos.. por qué no introducirlos también en la mesa!

Basta con poner la superficie boca a bajo y trazar, con ayuda de un lápiz o un rotulador, la forma del asiento de bebé.

Luego con una sierra eléctrica vamos cortando la madera que no nos hace falta, haciendo así un hueco exacto al asiento.

Cuando lo tengas hecho, esto requiere un poco de bricolaje, basta con lijar la zona. Lija bien para que no queden astillas, pero siempre respetando el dibujo.

Cuando acabes, tan solo has de encajar los asientos, si lo necesitas pon un poco de pegamento para fijar las sillas.

De esta forma estaremos haciendo dos cosas, una de ellas es aprovechar esas sillas que tenemos de bebé y se rompieron las patas o cualquier otra cosa.

Además estarás aprovechando una mesa ikea, que quizás ya no querías, te habías cansado o pensabas tirarla.

Al final podrías pintarla de otro color, para que parezca una mea nueva.. quizás puedas poner un poco de barniz u otro color diferente.

El resultado es genial, aquí tenemos dos hermanitos que podrán comer juntos. Basta con introducir a los niños dentro y listo.. ahora tienen mucha mesa por delante de ellos.

foto: blogs.thenational

 

1 Comentario

Dejar respuesta