Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con este llamativo vestidor, realizado con complementos de Ikea.

Si no tienes mucho espacio en tu hogar, puedes decorar ese rincón que tienes sin decorar con algunos espejos y un estupendo colgador.

Hacer un vestidor pequeño es, relativamente fácil. Solo hay que tener en cuenta algunas cosas básicas.

vestidor

La primera es el orden, en cualquier vestidor la desorganización se ve por su ausencia. Por ello has de comprar algunas baldas o pequeños muebles que te quepan en ese rincón especial.

Además la luz es algo importantísimo y más porque, normalmente, donde ponemos el vestidor no suele tener ventanas.

De esta forma en Ikea puedes encontrar todo tipo de lámparas y apliques para la pared, en esta ocasión son grandes bombillas y están dispuestas en una estructura vertical.

Otra cosa que no puede faltar, en tu vestidor, es un gran espejo. Los espejos son esenciales, pues son en ellos donde comprobamos nuestro look.

En esta ocasión es un gran espejo, de forma ovalada y un bonito marco de color dorado. Es ideal para vernos después de escoger la ropa que quieras llevar.

Las lámparas se han colgado alrededor del espejo, de esta forma nos veremos estupendamente y si quieres, puedes maquillarte ahí mismo.

La cómoda que hay debajo es de espejo, puedes escoger otro tipo de mueble.. aunque no esté destinado para el dormitorio.

Escoge un mueble que te guste y acopla éste al lugar donde más te guste. Además procura poner una banqueta para ponerte los zapatos o las medias, calcetines o pantalones.

Es fácil, si no tienes espacio para una banqueta, siempre puedes probar con un taburete de un color que te guste.

En esta ocasión contemplamos un vestidor bien iluminado, con muebles donde destaca el color negro, combinado con el gris plateado y el blanco.

foto: plentyofcolour

Dejar respuesta