Tener las paredes en blanco es uno de los puntos claves para cuando se busca tener una cuidada decoración nórdica o escandinava, hoy te daremos algunas pautas para que las puedas tener con éxito.

El día de hoy te daremos diferentes tips que podrás tener en cuenta a la hora de pintar las paredes en blanco, una manera de adaptar las distintas estancias de tu vivienda para disfrutar en esplendor este estilo decorativo que tanto nos gusta.

Interior de tu vivienda con paredes en blanco

Pintar paredes en blanco
Fuente: BHG

En primer lugar deberemos recordar que el color blanco es uno de los más usados para pintar las distintas estancias y ambientes de la vivienda, gracias a su elección los sitios lucirán mucho más fresco e iluminados.

Dentro del color blanco podemos ver distintas tonalidades, como por ejemplo, el tiza, el blanco hueso, el blanco roto, entre otras opciones.

Las paredes en blanco tienen la ventaja de irradiar tranquilidad, pureza, tranquilidad, ayudan a que la luz natural se disperse por todo el ambiente, disimulando, inclusive, algunas imperfecciones que se puedan encontrar. Además, si se quiere dar un toque de color, tendremos la certeza que que quedará a la perfección con cualquiera que se elija.

Pero como no todo es perfección, el tono blanco también tiene un defecto, es una pintura que se mancha con mucha facilidad, por eso no es aconsejable para habitaciones de niños, salvo que se esté usando una pintura que sea fácilmente lavable.

La pintura blanca quedará muy bien en diferentes superficies, como la madera, las paredes de cemento, y otras superficies.

Continuación te brindaremos ciertos trucos gracias a los cuales al terminar de pintar las paredes en blanco se verán perfectas.

Elije la pintura adecuada

Pintar paredes en blanco
Fuente: BHG

Cuando se quiere obtener buenos resultados es muy importante que se elija la pintura correcta, el tipo de pintura y su lustre deberán ser los apropiados en base al proyecto que queremos realizar. Si la pintura es la óptima seguramente los resultados en el trabajo serán muy buenos. La elección de la pintura dependerá de la superficie.

Uso de rodillos o brochas

Pintar paredes en blanco
Fuente: BHG

Lo mismo que con la pintura, los rodillos o las brochas que emplearás para las paredes en blanco también deberán ser de muy buena calidad. Si tienes dudas pueden consultar acerca de las diferentes opciones en las tiendas especializadas.

Las brochas y los rodillos de calidad no solo permiten cubrir mejor la superficie que estamos pintando sino que, también, permiten ahorrar una buena cantidad de pintura. Si cuando terminas el trabajo las limpias y acondicionas perfectamente tendrás herramientas por unos cuentos años.

Evita pintar los días de calor

Pintar paredes en blanco
Fuente: Apartment therapy

Si quieres tener buenos resultados lo ideal es evitar pintar los días de mucha humedad y los de altas temperaturas. Recuerda que al pintar los ambientes deberán estar correctamente ventilados.

No trabajes en penumbras

Pintar paredes en blanco
Fuente: Apartment therapy

Mediante una buena iluminación podrás ver todas las partes que no has cubierto en plenitud con la pintura y otros errores que, si estás en penumbras, no podrás ver. Abre las ventanas y pinta en el momento del día donde haya mayor luz natural, solo usa la luz artificial cuando no tengas otra opción.

Algunos trucos de decoración te permitirán aprovechar la luz natural al máximo posible cuando hayas terminado de pintar tus ambientes.

Estado de las paredes

Pintar paredes en blanco
Fuente: Elle Decor

Es muy importante que las paredes se encuentren en óptimas condiciones en el momento de pintarlas, si están limpias notarás que la pintura se adhiere mucho mejor. Para una mejor limpieza utiliza una mezcla de agua tibia y jabón del que usas para lavar la vajilla. Con una esponja limpia toda la superficie de las paredes siempre desde arriba hacia abajo. Tienes que dejar las superficies totalmente seca antes de comenzar a pintar, lo ideal es dejar un día o dos para que se seque a la perfección.

Después de que hayas pintado las paredes tendrás que mantener la superficie limpia, así te garantizarás que el color blanco siempre se mantenga brillante y se aprecie mucho más.

Mueve los muebles

Pintar paredes en blanco
Fuente: Elle Decor

Para poder trabajar con mayor comodidad recuerda mover los muebles, quitar las tapas de luz, sacar las manijas de las puertas. Si bien sabemos que serás muy cuidadoso para no manchar todo te aconsejamos usar cinta de papel para cubrir las zonas que no quieres pintar. La cinta de papel o pintor también es una gran aliada para pintar rayas en la pared.

Y, por último, te recordamos la importancia de dejar secar muy bien entre capa y capa, al dar la primera capa tendrás que dejar secar perfectamente antes de darle una segunda. Si pintas sin que se sequen el trabajo no quedará prolijo. Al terminar de pintar tiene que dejar el ambiente libre unas 24 horas antes de usarlo nuevamente, así evitarás que se generen algunas marcas.

Estos consejos que te hemos dado no son nada complicados de seguir, gracias a ellos , un punto clave para la decoración nórdica o escandinava.

Dejar respuesta