El suelo hidráulico nos enamora a primera vista, tiene un encanto especial y una importante carga gráfica que lo convierte en el punto focal de la estancia. ¿Quieres conocer todas las razones para amarlo? A continuación te las desvelamos.

Origen del suelo hidráulico

Fuente: pinterest

El suelo hidráulico está compuesto de cemento, arena y pigmentos minerales. Su nombre se debe a la utilización de prensas hidráulicas para compactar las diversas capas que lo conforma. No es algo nuevo, sino que ha vuelto con mucha fuerza para quedarse. Su primera aparición fue en el siglo XIX en el sur de Francia, como una alternativa a la piedra.

Fuente: pinterest

En su origen las baldosas hidráulicas se fabricaban de manera artesanal necesitando un largo proceso con una gran dedicación y esfuerzo. Durante muchos años fueron utilizadas en los hogares de alta nobleza francesa. Su utilización se fue expandiendo hasta llegar a nuestro país en los años 60. Algunos arquitectos famosos como Antonio Gaudi convirtieron el suelo hidráulico en un símbolo del modernismo.

Aun hoy se sigue elaborándose de manera artesanal igual que antaño. Y es que el encanto que trasmite se debe mayormente a que son piezas realizadas a mano por especialistas artesanos. Han de dejar secar las piezas, ya que no se cuecen ni se someten a ningún tratamiento posterior, como la cerámica.

Fuente: el mueble

En la actualidad su fabricación es más sencilla por lo que permite abaratar su precio. Encontrarás infinidad de diseños y colores donde escoger. Las nuevas técnicas permiten reproducir motivos desgastados que les confieren un toque envejecido como si fuera original. Este pavimento es apto tanto para espacios interiores como exteriores.

Las baldosas hidráulicas tienen un encanto especial, son resistentes y sólidas. Precisan de una capa de impermeabilización debido a que es un material poroso.

El suelo hidráulico desprende un encanto especial

Fuente: pinterest

El suelo hidráulico tiene una fuerza y atractivo especial que dota de personalidad al ambiente. Opta por una decoración natural con tonos neutros para encontrar un equilibrio cromático.

Infinidad de posibilidades del suelo hidráulico

Fuente: pinterest

Las posibilidades que ofrecen el suelo hidráulico son infinitas. Su diseño está basado en motivos arabescos, florales, geométricos, rústicos, clásicos… Puedes encontrar las baldosas hidráulicas en casas señoriales, edificios antiguos donde aún se conservan las originales.

Fuente: pinterest

Se puede utilizar para crear determinados efectos visuales «tipo alfombra», que delimitan una zona concreta. Las cenefas son un complemento de las baldosas tradicionales que enmarca y realza el pavimento.

Otra opción es combinarlo con otros materiales: cemento, madera, cerámica para crear un gran impacto y dinamismo visual. Se puede aplicar en una determina zona o en toda la superficie.

Fuente: pinterest

Es indudable que el suelo hidráulico tiene un diseño único que se desprende de sus motivos y colores. Antes de colocarlas debes saber dónde van ir, la superficie que va a ocupar y el mobiliario, textiles y complementos que formarán la decoración de la estancia. Esto se debe a que se requiere obra para su instalación y no son de quita y pon. En el mercado existen alfombras que reproducen muy bien el diseño de las baldosas hidráulicas que podrás cambiarlas cuando quieras.

Las baldosas hidráulicas ponen el acento de color al ambiente

Fuente: pinterest

La verdad es que el suelo hidráulico desprende una sensación de las cosas artesanas bien hechas, donde se miman los detalles, formas y colores. Aportan a la decoración una personalidad y carácter excepcionales, son una herencia del pasado, que tan de moda está actualmente en la decoración.

Fuente: molina caballero

Existen todo tipo de baldosas hidráulicas: monocromáticas, combinaciones en blanco y gris, hasta diseños llenos de colores. Suelen presentarse en piezas de 20×20 cm, aunque en gres puedes encontrar modelos más grandes.

El suelo hidráulico es versátil, práctico y asequible

Fuente: pinterest

En los últimos años se ha experimentado un «boom» que ha hecho que se presenten modelos asequibles e innovadores. En la cocina y baño necesitan un barniz especial para protegerlos de la humedad y altas temperaturas. Su mantenimiento es sencillo: con agua y jabón neutro bastará para limpiarlo.

Lo más recomendable es combinar las baldosas hidráulicas con mobiliario y colores lisos para no recargar el ambiente.


Fuente: pinterest

Las nuevas tecnologías han conseguido trasmitir el efecto del suelo hidráulico en otros materiales y con otras técnicas como en los pavimentos de gres.

Debido a su irresistible atractivo se ha popularizado mediante colecciones cerámicas que imitan a las baldosas hidráulicas. La tendencia actual es personalizar la decoración combinando todo tipo de diseños y colores. ¡Todo dependerá de tu imaginación y creatividad.!

Como revestimiento de pared las baldosas hidráulicas son perfectas tanto en cocinas, baños como en cualquier estancia de la casa. Los suelos y paredes baldosas hidráulicas son cada vez más demandados por su diseño, color y versatilidad

Si estás cansado del pavimento de tu casa apuesta por el suelo hidráulico que aportará calidez, color y personalidad al ambiente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here