Contar con un carrito de cocina es siempre una buena opción; ya que se trata de un elemento que ofrece espacio de almacenaje, un espacio extra de trabajo y además ofrece cierta movilidad. Y lo cierto es que el carrito modelo BEKVAM de IKEA puede ser una buena solución a cualquier cocina.

Hoy vamos a hablar del carrito modelo BEKVAM, pero no aplicado a la decoración de la cocina, que es evidente que puede resultar muy cómodo y funcional. Lo que te proponemos es sacarlo de la cocina e introducir en la decoración de cualquier otro espacio cumpliendo la función de mesita auxiliar.

El carrito BEKVAM es un carrito muy sencillo, de color madera, con líneas muy rectas y dos prácticas baldas; además de contar con dos ruedas que permiten trasladarlo de forma sencilla y que al mismo tiempo, resulte muy estable.

BEKVAM

Convertirlo en una práctica mesa auxiliar para el salón, el comedor, una zona de trabajo, la terraza o cualquier otro espacio de la casa, es muy fácil. Como puedes ver en la imagen, es sólo cuestión de pintar el carrito en un color que combine con el resto de la decoración.
Y el resultado… A la vista está, es ideal.

Dejar respuesta