Los tiempo de crisis en nuestro país por desgracia sigue y aunque el paro suba y baje las personas estamos aprendiendo a vivir cada vez mejor con menos. Que esto no se trata de conformarse con lo poco que se pueda tener, sino de apreciar lo que la vida nos ofrece sin dejar de luchar por nuestras metas y sueños. Ikea sabe que muchos de sus clientes habituales tienen problemas económicos y por eso te ofrece la oportunidad de tener un salón bueno, bonito y barato.

Si te pasas por la web de Ikea o si tienes la oportunidad de acudir a una de sus grandes instalaciones podrás observar cómo tienen una gran variedad de elementos que podrás incorporar en un salón para crear una estancia cálida, confortable y además acogedora, y lo mejor de todo ¡sin tener que gastar mucho dinero! Es cierto que hay composiciones de salones que son más caras que otras pero hoy te quiero traer una en concreto que seguramente te encantará.

salón barato ikea

¿Qué te parece la composición de este salón? Así de entrada se ve sencillo ¿verdad? Pero es que en un salón no es necesario que sea muy vistoso o con materiales muy caros, lo que importa realmente es que todos los elementos que lo compongan te aporten bienestar, confort y que sientas que es tu casa y la de nadie más. Los colores rojos en combinación de los negros y los blancos quedan sencillamente genial en este pequeño espacio. ¿Quieres saber cuánto vale cada elemento para poder crear esta misma composición en tu hogar?

muebles baratos ikea1

El cómodo sillón POÄNG tiene 69 € la unidad, un precio muy barato para tratarse de un sillón, el sofá de tres plazas tiene un precio de 399 € ¡Increíblemente barato! La bonita mesa de centro tiene un precio de 119 €, 10 euros más económico de lo que cuesta la alfombra. Además si añades el reloj de pared y la manta estarás dando un toque aún mucho más sofisticado a tu salón y también tienen unos precios muy económicos.

Aquí tenes todo lo que compone el salón de Ikea y en total si comprases todos los elementos tendrías un salón entero  por 809’98 € (comprando dos sillones en lugar de uno). ¡No está nada mal!

 

 

Dejar respuesta