Hace poco os mostramos el anuncio navideño de Ikea titulado “La Otra Carta” donde veíamos como varios niños escribían cartas a los Reyes Magos y otra pidiéndoles cosas a sus padres. En la carta a los padres los niños pedían pasar más tiempo con sus progenitores, jugar más y disfrutar del tiempo en familia, sin duda algo que nos conmovió a todos. Pero… ¿qué pasa cuando los padres tienen todo el tiempo del mundo porque están parados pero no tienen dinero para poder comprar a sus hijos juguetes para que puedan jugar?

A raíz de este pensamiento, el director gaditano José Prada sintió que el anuncio navideño de Ikea era una falta de respeto a aquellas familias que no pueden costear regalos a sus pequeños porque tienen otras prioridades como comer o pagar facturas. El director vio en este anuncio familias perfectas que no sabían que era realmente pasar necesidad y sintió que algo tenía que hacer al respecto, porque aunque es cierto que el tiempo en familia es prioritario para la educación de los hijos y los juguetes son algo secundario… ¡pagar las facturas y tener para comer es mucho más importante!

otra carta
Fuente: europapress.es

Por este motivo José Prada y Pepa Fernández de Amigas al Sur han adaptado el anuncio navideño de Ikea y lo han adaptado al día a día y a la realidad en el Cerro del Moro mostrando como niños que pasan mucho tiempo con sus padres a causa del paro pero que no pueden comprarles regalos caros.

Con esta parodia del anuncio de Ikea, Amigas del Sur lanzan una campaña de Navidad para que los niños gaditanos no se levanten sin regalos el día 6 de enero y piden la colaboración de todos los ciudadanos en el enlace losreyessomostodos.com para que ningún niño se quede sin Reyes.

Aquí puedes ver el vídeo completo del director Jose Prada.

La Misma Carta from Jose Prada on Vimeo.

¿Qué te parece que hayan hecho esta parodia del anuncio navideño de Ikea? ¿Qué te parecería que esta iniciativa se llevara en todas las ciudades españolas? ¿Piensas que sería un acierto? Lo que sí es cierto es que ningún niño del mundo debería dejar de sentir la magia en sus corazones. ¡Danos tu opinión!

Dejar respuesta