Boho y nórdico son dos estilos que están triunfando a nivel decorativo en los últimos años, dos tendencias que son además combinables y pueden ofrecer resultados espectaculares en cualquier estancia de la casa.

El estilo elegido a la hora de decorar tu hogar tiene mucha importancia, ya que proporcionará el ambiente y la estética que se supone deseas tener a tu alrededor. Hay infinitas posibilidades con las que poder decorar cada estancia, incluso combinando estilos, como en el caso de los boho y nórdico, que quedan espectaculares.

Boho y nórdico
Fuente: Boho Chic Style

Boho y nórdico son dos estilos decorativos que por sí mismos ya tienen mucho que ofrecer, con detalles y características que los hacen ser muy especiales. Si ya de manera independiente proporcionar un entorno acogedor y muy tranquilo, combinados de manera adecuada lo hacen mucho más.

¿Cómo es el estilo nórdico?

Para que compruebes que boho y nórdico son perfectamente combinables, vayamos con los detalles más importantes del estilo nórdico. Se caracteriza por potenciar la luminosidad, la sencillez y la sofisticación, buscando estancias claras que aporten calma y un buen ambiente en cualquier momento del día.

Boho y nórdico
Fuente: Boho Chic Style

Las paredes suelen ser blancas para lograr mayor luminosidad y amplitud, y se combinan con suelos preferiblemente en materiales naturales, como la madera, y en tonos claros. Es un estilo que combina muy bien tanto con tonos fríos como cálidos. Una estancia nórdica hace que se produzca una sensación de sosiego y paz fantástica.

En cuanto a los elementos decorativos, hay que poner muy pocos, los justos para darle a la estancia el toque final deseado. Es muy importante que no haya un exceso de elementos para que así lo que realmente destaque sea el propio estilo, sin nada que le haga sombra.

¿Como es el estilo boho?

En cuanto al estilo boho, se centra en recuperar el aire bohemio que antiguamente tenían muchas viviendas. Su principal objetivo es buscar la comodidad, por lo que se utilizan grandes sofás y cojines en los salones, elementos que ayuden a relajarse durante horas y que sean totalmente confortables.

Boho y nórdico
Fuente: Clouds

Es un estilo que en muchas ocasiones está inspirado en las culturas étnicas, ya que absorbe referencias de culturas como la gitana o la árabe. Se destaca también por combinar elementos que a simple vista puede parecer que “se llevan mal”, pero que, sin embargo, hacen un buen conjunto pensando en que se acerca a los hippy de los años 60 y 70.

El estilo boho es muy amigo de los textiles, tanto que los utiliza todos: cortinas, mantas, cojines y alfombras, preferiblemente orientales. Se destacan los estampados geométricos o que sean llamativos. En cuanto al mobiliario, los tapizados de terciopelo son el “no va más” si quieres una estancia con marcado estilo boho.

¿Cómo combinar los estilos boho y nórdico?

Ahora que ya conocemos las claves principales de estos dos estilos, veamos cómo se pueden combinar. En algunos aspectos puede parecer que no van a encajar, pero lo cierto es que lo hacen de maravilla. No existe una norma de qué debes coger de cada estilo para combinarlos, realmente puedes aplicar las pautas que quieras de cada uno y verás que quedan muy bien.

Boho y nórdico
Fuente: Boho Chic Style

Por poner algún ejemplo, del estilo nórdico puedes optar por los colores y la luminosidad, es decir, paredes blancas y tonalidades claras también en el suelo y textiles. Si es en el salón, puedes apostar por un sofá muy grande y confortable que te permita descansar y relajarte de manera exclusiva, algo que es del estilo boho.

Las plantas son muy importantes en ambos estilos, así que puedes utilizarlas en cualquier estancia y en diversos tamaños. Se pueden poner en el techo, en el suelo, en una repisa… ¡una apuesta segura!

Contradicciones entre boho y nórdico

Ambos estilos tienen también contradicciones muy importantes, como que el nórdico utiliza colores claros y el boho tira más por los neutros oscuros y tonalidades saturadas. Esto puede quedar muy bien con los claros como protagonistas y los del boho en algunos detalles, como en cortinas o cojines, por ejemplo.

Podría decirse que el tema de los colores es la nota discordante que más merece la pena destacar, pero lo cierto es que incluso esa puede resolverse con una buena combinación.

¿Qué te parecen los estilos boho y nórdico? ¿Ya los conocías? ¿Cómo los combinarías tú? ¡No lo dudes y comparte tus truquitos e ideas de decoración con nosotros!

Dejar respuesta