¿No sabes cómo decorar el dormitorio de los más pequeños de la casa? Cuando imaginamos y creamos la habitación para niños, ponemos mucha ilusión en cada detalle para que puedan disfrutar de su refugio particular. Si quieres que el ambiente transmita luminosidad, diversión, orden y funcionalidad, decante por el estilo escandinavo. A continuación, os damos algunas ideas que os ayudarán a decorarla con sencillez y originalidad.

El dormitorio es un espacio donde puedes volcar toda tu creatividad e imaginación para que los peques se sientan a gusto y se diviertan a la vez. A medida que vayan creciendo, es conveniente que se adecue a sus necesidades y juegos. ¡Añade a la habitación para niños el espíritu nórdico, donde la luminosidad, la versatilidad y el color inundarán de magia el espacio!

Los colores en la habitación para niños

Habitación para niños compartida
Fuente: decoideas

El estilo nórdico o escandinavo es adecuado para decorar los dormitorios infantiles, ya que el uso de colores claros en los que se fundamenta, aportan tranquilidad y relajación, tan necesarias para los niños.

El blanco es la tonalidad predominante, tanto en las paredes y pavimentos como en el mobiliario, potenciando la luz natural. Los tonos pastel: beige, rosa, verde y azul, se utilizan mucho en este estilo decorativo. Si quieres añadir toques de color, elige colores vibrantes, como el amarillo, rojo, naranja, negro… en los accesorios, textiles y complementos, que serán los encargados de dar vida al ambiente.

Habitación para niños en gris
Fuente: sofis husdrommar

Un color que es tendencia es el gris, ya que transmite calma y tranquilidad, necesarias para el descanso. Si quieres darle una pincelada de color a la habitación para niños con este tono, empapela una pared con papel pintado de patrones geométricos.

Textiles con estampados llenos de color

Habitación para niños con textiles colridos
Fuente: ikea

¡Viste el dormitorio infantil con texturas que aporten calidez y color a la estancia! Añade a la decoración alfombras, cortinas o colchas de cama con dibujos geométricos. Coloca cojines en alegres tonos, darán calidez al ambiente.

Habitación para niños con textiles en alegres colores
Fuente: ikea

Apuesta por los tejidos naturales como el algodón, el lino y la lana. Elige diferentes estampados y diseños infantiles para dar dinamismo a la habitación para niños.

Materiales naturales

Habitación para niños con suelo de madera
Fuente: gravity

Los materiales característicos del estilo escandinavo o nórdico, están vinculados directamente con la naturaleza, siendo la madera el protagonista absoluto. Se utiliza tanto en el mobiliario, como en los suelos, en tonos claros y naturales, que aportan claridad y amplían visualmente el espacio. Las fibras naturales (mimbre, bambú…), el cuero y los metales también son fundamentales para esta tendencia decorativa.

Mobiliario práctico y versátil

Habitación para niños con literas
Fuente: the little club

El mobiliario, se caracteriza por un diseño sencillo, de líneas rectas y por su funcionalidad. El objetivo es crear un ambiente amplio, ordenado y limpio.

Habitación para niños
Fuente: la habitación infantil

La habitación para niños necesita una gran capacidad de almacenaje para los juguetes, accesorios y libros que normalmente utilizan. Por eso, a la hora de pensar en los muebles para esta estancia de la casa, debes de elegir modelos que cumplan esta función. Así como los modelos apropiados para su tamaño y edad.

Habitación para niños con muebles ikea
Fuente: ikea

La tendencia actual, opta por piezas sueltas, que son más flexibles, manejables y ligeras, en vez de los módulos de pared a pared. Imprescindibles: estantes, cestas, baúles para tener todo recogido.

La iluminación: fundamental

Habitación para niños con buena iluminación
Fuente: woodpecker

Es una de las claves de la decoración escandinava. Se busca potenciar la luz natural a través de los tonos claros en paredes y mobiliario. También, a través de los tejidos naturales y translúcidos como el algodón, el lino o la seda en cortinas y estores.

Habitación para niños con lámpara amarilla
Fuente: decoración de la casa

En la habitación para niños, debes poner los puntos de luz según las actividades que realicen en la estancia. Es recomendable, que haya una luminaria que ilumine todo el espacio, otra lámpara en la zona de dormir y otro punto de luz en la zona de trabajo o juegos. Es importante que no puedan acceder fácilmente a las lámparas o cables.

Complementos y accesorios divertidos

Habitación para niños con tienda de campaña
Fuente: crnobelo

No pueden faltar en la habitación para niños, los complementos divertidos y originales, para tenerlos contentos y entretenidos.

  • Coloca una tienda de campaña y veras como te lo agradecerán, además son muy fáciles de montar y mantener.
  • Los banderines y guirnaldas de colores o de luces, quedan perfectos en los dormitorios infantiles de estilo escandinavo.
  • Añade pósters y cuadros de temas infantiles, en una o varias paredes formando un collage.
  • Pon originales vinilos decorativos.
  • Pinta una pared con pintura de pizarra. En ella, pueden hacer sus deberes, practicar las tablas de multiplicar o pintar sus obras de arte. Es una excelente opción para avivar la creatividad de los niños y plasmar su personalidad. Puede encontrarlas en varios colores y tizas sin polvo para mantener limpia la estancia.
Habitación para niños con pizarra
Fuente: jrnewmedia

¿Qué te han parecidos estas ideas y consejos? Espero que te hayan servido de inspiración para decorar la habitación para niños y crear el espacio ideal y apropiado a la personalidad de tus pequeños.

Dejar respuesta