Las ventajas de la iluminación LED son múltiples. Además del ahorro energético y en la factura de la luz, existen más beneficios que este tipo de iluminación puede aportar a nuestros hogares. A continuación te mostramos todas las ventajas que te ofrece.

Iluminación LED

Fuente: mikosmosinteriors

En la actualidad los avances tecnológicos han permitido que la iluminación LED tenga un mayor rendimiento. Existen aplicaciones para iluminación de calles, oficinas, vehículos, fábricas, hogares. Además se han fabricado dispositivos de conexión que aprovechan antiguos aparatos eléctricos o portalámparas.

El desarrollo de este tipo de iluminación ha conseguido bajos costes por lo que puedes encontrar bombillas LED al mismo precio que las incandescentes.

Fuente: archidea

Es una iluminación ecológica por no utiliza gases o mercurio, que son responsables del incremente el calentamiento o global y producen el efecto invernadero.

En la iluminación de piscinas y jardines se pueden crear efectos fabulosos iluminando el agua, las planta o alguna fuente ornamental.

La iluminación LED es segura, porque tiene corriente continua de baja intensidad, por lo que se evitan accidentes por descargas de apliques o lámparas.


Fuente: pinterest

Existe una gran variedad de luminarias LED con diseños originales, una amplia gama de bombillas para que las reemplaces por los modelos incandescentes.

Tal vez te interese leer: Tendencias en iluminación 2019: las últimas novedades.

Ahorras energía con la iluminación LED

Fuente: inarquia

Las luminarias LED consumen menos energía (80% o 90%) que las bombillas incandescentes y lámparas halógenas y esto representa un gran ahorro económico. Las bombillas LED tienen diodos emisores de luz en vez de filamentos. Estos emisores producen luz cuando les atraviesa la corriente eléctrica.

LED significa «Light Emitting Diode«: diodo semiconductor que cuando la corriente eléctrica lo atraviesa emite luz. La iluminación LED es capaz de reproducir todo el espectro de colores. El tono de la luz dependerá del material de fabricación: aluminio, galio o indio.

Fuente: lamparis

El LED fue creado por un ingeniero estadounidense llamado Nick Holonyak que consiguió un iluminación en rojo que fue utilizada como el indicador de apagado y encendido en elementos eléctricos. Fue en 1993 cuando su difusión se hizo más popular con la creación de la luz blanca.

La iluminación LED es más duradera

Fuente: archilovers

Uno de los grandes beneficios de la iluminación LED es su durabilidad. El LED tiene una vida útil de hasta 50.000 horas y las halógenas duran 2.000, una bombilla LED dura como 8 halógenas.

Este tipo de iluminación aguanta bien los encendido y apagados. Además es resistente a los cambios de temperatura, a la humedad y a las vibraciones.

Encendido instantáneo y sin parpadeos alcanzando la iluminación máxima de manera inmediata. No deja de funcionar sino que se reduce progresivamente su capacidad lumínica.

Las bombilla LED son más eficientes

Fuente: homeadore

Consumen menos energía por que no la desperdician como las incandescentes. En estas últimas los filamentos que las componen se calientan mucho desperdiciando la electricidad en forma de calor. En cambio las bombillas LED no se calientan, se encienden rápidamente y al no generar calor no quema con el tacto.

Las luminarias LED tienen mayor rendimiento lumínico que los lámparas de vapor de sodios o los focos ahorradores de energía. Además ofrecen 8 veces más luz de las luminaria con filamentos de tungsteno.


Fuente: amazon

Los sistemas de iluminación LED no produce resplandor ni efectos estroboscópicos, ofrecen una luz uniforme para todos tipos de espacios (interiores o exteriores) Además debido a su pequeño tamaño se crear infinidad de diseños para luminarias.

Protección de la salud y del medio ambiente


Fuente: amazon

Al ser una fuente de luz monocromática no genera luz ultravioleta ni infrarrojos. Esto evita que hay riesgo en la salud de las personas así como en la fauna y en la flora. Este tipo de iluminación produce una pérdida mínima de calor y ahorro de energía lo que ayuda a reducir las emisiones de CO2 y a la protección del medio ambiente. A diferencia de las bombillas de bajo consumo, las LED no tienen mercurio por lo que son totalmente ecológicas.

Fuente: pinterest

Reduce el cansancio visual. La iluminación LED emite una luz de manera equilibrada mientras que una bombilla incandescente acumula un brillo muy potente en su parte central.

Ayuda al planeta de diversas maneras: ahorro energético, protege la capa de ozono, son reciclables, no contaminan al no tener elementos químicos, al tener una vida útil tan duradera generan menos residuos.

Versatilidad en sus aplicaciones

Fuente: igan-iluminacion

Se pueden encontrar la iluminación LED en la mayoría de aplicaciones pudiéndose sustituir por los tradicionales focos incandescentes y fluorescentes. A diferencia de estos últimos soporta bien las temperaturas bajas (hasta -40º)

Tiene mayor resistencia térmica y mecánica. La bombillas LED son dispositivos sólidos, no frágiles como las bombillas convencionales, lo que asegura una mayor continuidad en la iluminación.

Disponibilidad de colores y temperaturas

Fuente: pinterest

En el mercado puedes encontrar una amplia gama de colores para luces LED. Existe el blanco cálido, por lo que tiene el mismo tono que las bombillas halógenas. Algunos modelos imitan muy bien los filamentos de las bombillas incandescentes recreando una decoración vintage con un ambiente acogedor y nostálgico.

Puede interesarte leer: Claves para elegir la iluminación exterior perfecta para tu terraza.

¿Qué te ha parecidos la iluminación LED? Apuesta por ella, ahorrarás energía y por lo tanto en la factura de la luz. Además ayudarás a proteger el medio ambiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here