Instalar una pérgola en tu jardín o terraza es uno de los mejores recursos para conseguir sombra y poder disfrutar al aire libre. Estos útiles complementos tienen dos funciones, por un lado protegen del sol y por otro decoran los espacios exteriores. A continuación te mostramos las ventajas y tipos de pérgolas que puedes encontrar en el mercado.

Ventajas de una pérgola

pérgola - ventajas
Fuente: boredart

Si dispones de un espacio exterior sabrás lo importante que es poder contar con una zona de sombra para cubrirte de los rayos solares. Estas estructuras que puedes encontrar de varios materiales te permiten disfrutar del contacto con la naturaleza. Te aportan grandes ventajas:

  • Te protegen del sol y aportan intimidad.
  • Sacarás un mayor partido al jardín.
  • Elementos decorativos que puedes elegir de varios tipos de materiales.
  • Su limpieza y mantenimiento son sencillos.
  • Te ofrece una zona extra donde poder colocar un comedor de verano, de relax, etc.
  • Para instalar una terraza ten en cuenta del espacio que dispones y el uso que le vas a dar. Podrás personalizar tu espacio exterior.
  • A la hora de colocarla tendrás que tener en cuenta la trayectoria del sol.
  • Una pérgola te sirve para delimitar el jardín o terraza.
  • Encontrarás diseños de todos los estilos decorativos: modernos, rústicos, clásico, etc.

Pérgolas adosadas o independientes

pérgola adosada

Fuente: 24sata

Dependiendo del sitio donde vas a instalar la pérgola se pueden diferenciar entre: Pérgolas que están adosadas a una pared de la casa y forma un elemento extra para dar sombra en el exterior. Independientes, que puedes ubicar en cualquier zona del jardín o terraza. Ambos modelos protegen de las inclemencias del tiempo y puedes utilizarlas durante todo el año.

Pérgolas de madera

pérgola de madera
Fuente: industry standar ddesign

Este material tiene muchas ventaja ya que añaden calidez natural y resiste muy bien en el exterior. Una pérgola de madera nunca pasará de moda, no son muy caras y su instalación es sencilla. Podrás encontrar modelos de diferentes diseños y costes. Para su mantenimiento tendrás que barnizarlos todos los años para protegerlas.

Podrás elegir entre madera aserrada que son piezas proceden directamente del árbol. No son recomendables para aguantar mucho peso, ya que pueden tener fallos internos. Laminada encolada, es la más utilizada en nuestro país. Se fabrican en establecimientos especializados para evitar fallos estructurales.

Pérgolas de metal

pérgola de metal
Fuente: kelenc-sonnenschutz

Ofrecen una versión más moderna y se adaptan perfectamente a todos los estilos. Podemos diferenciar entre:

  • El acero que es un material robusto y sólido pero no es muy resistente a la inclemencias meteorológicas, no siendo recomendable para zonas húmedas.
  • Aluminio. Material ligero, muy resistente a los rayos solares. Este modelo de pérgola no necesita apenas mantenimiento y se pueden instalar fácilmente.

Pérgolas de obra

pérgola de obra
Fuente: architizer

Otra opción que tienes es realizar una pérgola de obra. Formarán parte de la estructura de la residencia y puedes elegir entre los siguientes materiales: hormigón, cemento, ladrillo, etc. Puedes crear todo tipo de diseños.

Pérgolas bioclimáticas

pérgola bioclimática
Fuente: lifestyle-und-design
  • Permiten regular la temperatura e intensidad de la luz.
  • Se adaptan completamente a las condiciones climáticas y permite un uso continuado durante todo el año.
  • Bloquea los rayos solares y permite un ventilación ascendente.
  • Tienen un cierre estanco para protegerse en los meses de frío.
  • También se pueden orientar las lamas según los rayos solares.
  • Protegen de los rayos UVA un 100%.
  • Renuevan el aire caliente por frescura y elimina el efecto invernadero.

Soluciones para la cobertura del techo

pérgola en la playa
Fuente: elle

Una vez elegido el material de la estructura, puedes elegir qué elemento quieres para que cubra la parte superior de la pérgola.

Puedes optar por la lona. Tienen muy buenas prestaciones: protege hasta un 90 % las radiaciones solares. Puedes encontrar modelos en poliéster o polipropileno, pero las resistentes son las acrílicas teñidas en masa; también son muy recomendables las microperforadas.

Una solución muy económica para cubrir las pérgolas son utilizando el brezo o cañizo. Las puedes instalar tú mismo, pero su durabilidad no es muy alta, aunque aportará un toque rústico muy especial. Si quieres darle un aire más natural puedes utilizar cañas de bambú.

¿Dónde ubicarlas?

pérgola en la piscina
Fuente: regisegeknek

Una vez que ya has escogido el material y dimensiones de la pérgola, tienes que pensar en su ubicación. Lo primero que tienes que mirar son las características de tu terreno. Por lo que tendrás que escoger un sitio estable donde no hay zonas húmedas o blandas y aguante bien el peso de la estructura. Una solución puede ser adquirir una superficie que ejerza de pavimento.

Funcionalidades de las pérgolas

pérgola con lamas de madera
Fuente: homenetdesign

Cuando llega el buen tiempo los espacios exteriores cobran protagonismo. Las pérgolas son elementos estructurales fijos o móviles con un cubrimiento que dan muchos beneficios y ayudan a decorar el jardín o la terraza.

Aprovecha todas las funciones que te ofrece una pérgola. En ella podrás realizar muchas actividades como comidas o cenas al aire libre, crear un zona chill out, un práctico solárium con tumbonas, añadir un mueble bar, colocar cómodas hamacas. ¡Se convertirá en el lugar favorito de toda la familia y amigos!

¿Qué te han parecido prácticos estos consejos para instalar una pérgola en tu jardín o terraza?

Dejar respuesta