Puede que muchos de vosotros estéis pensando en reformar la cocina de vuestra casa. Es algo que tarde o temprano todo el mundo realiza a lo largo de su vida. Y es que como se suele decir, no todo dura para siempre. Cambiar el aspecto de este parte de la casa, puede suponer para muchas personas un gran trabajo. Son muchas las cosas que debemos tener en consideración, empezando por un estudio previo de las posibilidades que nuestro espacio nos ofrece. Para que esto no supongo un problema, hoy queremos compartir con todos vosotros, algunas ideas para reformar la cocina.

Elegir la distribución adecuada

elegir la distribución adecuada de la cocina

Lo primero que debemos hacer antes de empezar a reformar la cocina, es plantearnos la distribución de los distintos elementos que formarán parte de la misma. Aquí es muy importante tener en cuenta el espacio del que disponemos ya que éste nos marcará el camino que debemos seguir a la hora de colocar los muebles. Por ejemplo, si la cocina es estrecha, la mejor opción es elegir uno de los laterales para colocar los muebles. En cambio, si la cocina es cuadra, para no perder mucho espacio, podemos elegir la opción de colocar los muebles en forma de L. Existen muchas otras distribuciones de cocina: en U, con isla, península, la práctica cocina office, etc.

Valora la ayuda de un profesional a la hora de realizar la reforma

Vivimos en un mundo en el que la tendencia del “Hazlo tú mismo” está a la orden del día, pero hay veces en las que es mejor acudir a algún experto que nos asesore a la hora de realizar ciertos cambios. La cocina es uno de esos casos. Pensad que este tipo de reformas, suele suponer un gran desembolso, y que cualquier fallo, supondría la pérdida de dinero. Acudir a expertos como accesiblereformas.com, puede evitarnos más de un dolor de cabeza.

¿Merece la pena una buena encimera?

tipos de encimera granito
Fuente: James De Mers

Hoy en día nos podemos encontrar un gran abanico de materiales diferentes a la hora de elegir la encimera. Granito, cuarzo compacto, madera, tablas de aglomerado… La principal diferencia de todos ellos es su durabilidad y su diseño. Si buscamos algo que sea realmente duro, el granito es la mejor opción, por contra, esto también supone un incremento del precio. Nuestra opinión es que valoréis el tipo de uso que daréis a vuestra cocina. Si os consideráis cocinillas, apostar por una encimera de gran durabilidad. Os daréis cuenta de que con el paso del tiempo seguirá estando como el primer día.

Realizar una buena elección de muebles

Al igual que pasa con la encimera, para los muebles también podemos encontrarnos con varios tipos de materiales. Desde los más económicos como es el aglomerado, hasta los más caros como la madera de cerezo o pino. Dependiendo del material que elijamos, el precio se nos puede disparar considerablemente. Si queremos reducir el gasto, podemos bajar la calidad de las puertas. En un futuro, estas podrán cambiarse de forma rápida y de esta forma volver a cambiar la apariencia de nuestra cocina.

Dejando los materiales a un lado, es muy importante que tengamos en cuenta el tipo de muebles de cocina y opciones de almacenamiento que necesitamos. Debemos buscar en todo momento maximizar el espacio del que disponemos.

Escoger electrodomésticos A+++

certificacion energetica
Fuente: Open Clipart

Si al reformar la cocina, vamos también cambiar los electrodomésticos, conviene no olvidarnos del importante ahorro de energía que nos puede suponer comprar productos con certificación energética A+++ respecto a otros con una certificación más baja. Al principio puede suponer un mayor desembolso, ya que suelen ser más caros, pero al final terminaremos amortizando esa inversión.

Vitrocerámica, gas o inducción

Por último queremos hablar sobre las distintas posibilidades que tenemos a la hora de elegir el tipo de cocina donde poder preparar nuestros platos. A grandes rasgos, son tres las opciones que nos encontramos.

  • Vitrocerámica: Cuenta con un cristal vitrocerámico y en su parte inferior se sitúan las resistencias eléctricas. Muy utilizadas hoy en día debido a su bajo coste respecto a otras tecnologías.
  • Inducción: Se puede ver como una evolución del caso anterior. En lugar de utilizar resistencias eléctricas, funciona mediante campos magnéticos que calientan el recipiente que está en contacto. Suele ser la opción más cara.
  • Gas: La última opción es la de toda la vida. Es la que siempre se ha utilizado en nuestra casa y que permite utilizar casi cualquier material.

La elección de un tipo o de otro depende de los gustos de cada persona. Los chefs profesionales prefieren el gas para cocinar, ya que le da un toque diferente a la comida. El problema, es que su limpieza requiere de un mayor esfuerzo, cosa que no ocurre con los otros dos tipos.

Espero que estos consejos que os hemos dejado os sean de gran ayuda a la hora de reformar la cocina de vuestra casa.

— POST PATROCINADO —

Dejar respuesta