Llegó el frió, la calefacción funciona a plena potencia y se dispara la factura. Para que aprendas a utilizar la calefacción de manera responsable y eficiente, te mostramos algunos trucos para ahorrar que se verán reflejado en tu factura.

Revista la potencia contratada y la tarifa

Fuente: mojenterijer

Uno de los errores más habituales tiene que ver con la potencia contratada. Este dato mide el número de aparatos que puedes tener conectados al mismo tiempo sin que llegue a saltar la luz. Cada kw de potencia adicional supone un gasto 35, 6 euros al año.

Para saber la potencia que necesitas, deberás sumar el consumo de los electrodomésticos y aparatos que tienes en tu casa y piensa cuales sueles tener conectados al mismo tiempo. Un gesto tan sencillo como no poner la lavadora y el horno a la vez te permitirá ahorrar.

Otro dato importante es acertar con la tarifa elegida y no pagar más por el gas y la luz.

Tal vez te interese leer: Pellets: calefacción ecológica y económica.

Utilizar el termostato para controla la calefacción

Fuente: computerhoy

Mantener la temperatura adecuada de la calefacción en cada momento te permitirá controlar el consumo de energía hasta 8%. con este gesto puedes llegar ahorrar hasta 60 euros al año.

La temperatura aconsejable por el día para que la casa esté caliente es de 20 ºC ó 21 ºC y por la noche a 16 ºC.

Si no cuentas con un termostato programable es recomendable que inviertas un poco de dinero para instalarlo. Es un inversión que a la larga agradecerás. Así podrás dejar la calefacción apagada cuando no este y conectarla un poco antes de llegar a tu casa.

Evitar cambios bruscos de temperatura ayudará ahorrar en calefacción. Existe un mito falso. que mantener la calefacción a temperatura constante durante todo el día sale mas económico que apagarla. Si la apagas ahorras y el pico de gasto que se genera no casi apreciable en la factura.

Revisa la instalación


Fuente: bialystok

Si cuentas con una caldera o sistemas de distribución de calor por radiadores o suelo radiantem es aconsejable que revises las instalación. Si tu caldera ya esta antigua, cámbiala, ya que los nuevos modelos son mucho más eficientes ya que calientan mas y consumen menos.

Purgar los radiadores

Fuente: climafriodiaz

Purga los radiadores, ya que en los meses de verano se pueden llenar de aire y esto genera bolsas que impide la correcta circulación de agua caliente. Es muy sencillo: con un destornillador deja que salgar el aire y coloca un cuenco debajo de la llave para que salga el agua, certificando que le aire ha desaparecido. Después debes subir la presión (normalmente ente 1 y 1.5 bares).

Paneles reflectantes

Fuente: reflectante

Una buena idea es colocar paneles reflectantes entre el radiador y la pared, hará que el calor rebote y se distribuya por la estancia en vez de dirigirse hacia la pared. Esta medida te permitirá ahorrar en un 10% y un 20%.

No tapes los radiadores

Fuente: kamzakrasou

En los meses de invierno mucha gente aprovecha los radiadores para colocar ropa recién lavada para que se seque antes. Es una mala práctica porque no deja el aire circule adecuadamente. Es más aconsejable tener un tendero cerca pero sin taparlo.

Si hay habitaciones que no se utilizan cierra los radiadores y mantén abiertas las llaves de las estancias donde pasas la mayor parte del tiempo. Por la noche cierra las persianas y cortinas para evitar pérdidas de calor.

Aprovecha las horas de luz para ahorrar en la calefacción

Fuente: artofhappymoving

Una de las mejores formas de ahorrar en el consumo de la calefacción es aprovechar las horas de luz solar para caldear la vivienda. Sube las persianas y abrir las cortinas son dos opciones recomendables para que la temperatura suba gracias a los rayos solares.

Evita que el calor acumulado se vaya al ventilar la casa. Abrir las ventanas 10 minutos es suficiente para renovar el aire.

Viste ropas que abriguen y sean cómodas: sudaderas, calcetines de lana… Utiliza edredones nórdicos o mantas para la ropa de camas. Añadir alfombras te permitirá tener el suelo y los pies calentitos.

Coloca aislantes ventanas y puertas

Fuente: pinterest

Examina bien las zonas de fuga del calor en tu casa. Las ventanas antiguas, con hueco o mal instaladas son responsables de tener un 25% de pérdida de calor de la calefacción. También las puertas, rejillas, balcones, terrazas. Otros elementos que se tiene que sumar son: las cajas de las persianas, interruptores y enchufes que dan a fachadas. Si cuentas con presupuesto la mejor opción es colocar cerramientos nuevos con rotura de puente térmico.

Una de las opciones para mejorar el aislamiento en las ventanas es incrementar la calidad del vidrio y del marco de la ventanas. El doble cristal reduce la perdida de energía hasta un 50%.

Fuente: spirossoulis

Las cortinas con complementos que ayudan a aislar la temperatura de la casa.

Fuente: computerhoy

Las puertas también son un punto de fuga del calor aunque en menor medida que en las ventanas. Coloca burletes aislantes sobre todo en las que dan a la calle o jardín.

Puede interesarte leer: ¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu hogar?

¿Qué te han parecido estos trucos para ahorrar en la calefacción? Espero que te sirva de ayuda para ahorrar energía y en la factura del gas y de la electricidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here