Crear una pared de pizarra en el dormitorio de tus hijos, me parece una gran idea. También puedes hacerlo en otros ámbitos como por ejemplo en el lugar de estudio o juego que tengan los pequeños. Es una forma de personalizar los espacios, añadiendo una solución para que tus hijos se diviertan dibujando y también aprendan.
Si tienes hijos, puedes ayudarlos con las matemáticas, el inglés, francés u otra asignatura en la que le veas flojo o que necesitan algo de ayuda. Como un profesor con tiza en mano, explica a tus hijos lo que necesiten. Creo que es una fantástica idea pintar una pared de pizarra, el resultado es estupendo.

dormitorio para niños
Fuente: Ikea

Este tipo de pintura cubre bastante y el resultado final es igual que el de la pizarra de toda la vida. Puedes pintar y dibujar con tiza blanca o de colores. Luego borra con un borrador normal. Para limpiarla, puedes utilizar un paño húmedo.

Pintar una pared de pizarra es el complemento perfecto para que tus hijos se diviertan y además, dar un toque diferente al espacio. Es como un gran mural que puedes cambiar todos los días. En este caso la fotografía escogida es de Ikea. Pienso que este dormitorio es perfecto para niños.

Si te fijas han colocado un armario claro, para que sobresalga y no queden un espacio tan oscuro. Además han colocado una estupenda estantería en color negro, esta vez. Aunque la puedes escoger en una tonalidad más clara.

Otra gran idea que se ve en la fotografía es añadir una serie de organizadores en plástico negro. Esto es perfecto para guardar todo lo que tu hijo necesite. Desde libros, hasta pinturas, carpetas, dibujo o incluso ropa. Es cierto que si pones los textiles demasiado cerca de la pizarra pueden acabar manchados.

Por ello escoge un lugar estratégico, dentro del dormitorio, que esté algo apartado de la cama y la ropa del pequeño. Por lo demás en Ikea puedes hacerte con algunos cojines y una alfombra, para que tus hijos puedan jugar en el suelo sin coger frío.

¿Qué te parece la idea? ¿Alguna vez lo has probado?

Dejar respuesta